Home > QUIÉNES SOMOS > Justificación

 

Vivimos una época de gran aceleración, que nos desconecta cada vez más de nuestros ritmos biológicos, incrementando nuestros niveles de estrés y toxicidad reactiva. En este contexto, las personas respondemos a las exigencias del sistema, donde el mercado, las instituciones y la propia estructura de las grandes ciudades dictan el orden y contenido de nuestras vidas.

 

Estamos convencidos de que todo esto sofoca el acto reflexivo y tensa la posibilidad de un ejercicio de expresión genuina. Los cuerpos y las mentes de la gente están agotados y sus oídos sordos a la voz más íntima, entre otras cosas por el perenne ruido, a veces estruendo, exterior. Debido a ello, el ejercicio artístico está perdiendo su función como agente de análisis crítico sobre el misterio de la existencia humana en nuestro tiempo.

LILHA es un espacio de descompresión, desaceleración, descanso y rearticulación saludable. Una oferta alternativa para la práctica creativa y sensible, donde los artistas puedan encontrar el espacio necesario para la reflexión profunda y crítica acerca de su tiempo, que resulte en respuestas genuinas a procesos personales.